Bodas en la Playa: una guía para casarte frente al mar

Bodas en la playa

Cada pareja es un mundo y esto también se refleja a la hora de celebrar las bodas. Con cada pareja hay infinidad de detalles que diferencian una ceremonia de otra. No solo en cuanto a la parte de sellar la unión sino también en la parte más festiva. Así ha surgido el interés por las bodas en la playa.

Hay parejas que optan por alejarse de las celebraciones tradicionales y buscan un entorno diferente a la iglesia y los juzgados y por eso deciden casarse frente al mar.

En la playa se está en contacto con la naturaleza, está el mar, la brisa, el olor marino también lo hace especial tanto para la pareja como para sus invitados. Las playas se asocian al ocio, al buen tiempo, a las vacaciones y eso puede ser un punto de partida para los buenos deseos hacia el futuro. Pero estas celebraciones tienen trámites que no son los habituales en otras ceremonias y que pueden hacer el camino de organizar todos los detalles algo más largo de lo que podrías imaginar en un principio.

En Bodas Guru hemos preparado una guía por si has decidido apostar por celebrar tu boda en la playa. 

¿Qué se necesita para hacer una boda en la playa?

Has decidido celebrar tu boda en la playa y ahora ¿por dónde empezar? Todo lo que tenga que ver con las playas españolas depende de la Ley de Costas. Son los ayuntamientos quienes se encargan de aplicar la normativa y facilitar los permisos pertinentes.

Para celebrar cualquier evento o actividad, las ocupaciones del dominio público marítimo-terrestre necesitan una autorización administrativa previa. En ella se incluye cualquier actividad con instalaciones desmontables o con bienes muebles como puede ser tu boda.

Por eso debes tener claro algunos aspectos de tu boda para presentar tu solicitud al Servicio Provincial de Costas que depende del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. En tu solicitud te pedirán aspectos como la fecha, la hora, el número de invitados, si vas a instalar decoración del tipo carpas, sillas o mesas o incluso si vas a hacer uso de aparatos de sonido.

Lo normal es que tengas que abonar una tasa por la ocupación del terreno y además que aportes una fianza que será devuelta siempre que la playa quede en perfecto estado tras la celebración.

No hay una normativa común para todo el país. Cada lugar es muy diferente en cuanto a lo que se permite y lo que no, también en las playas que se puede dar este uso de una ceremonia y en las que no se permite de ninguna forma.

Con todos estos trámites también te preguntarás que cuánto tiempo puede llevar de tiempo la autorización o denegación de un enlace en la playa, pues todo depende del Ayuntamiento en el que hayas presentado tu solicitud. Un proceso que puede ir desde semanas a meses.

¿Cómo es casarse en la playa?

El casarse en la playa puede ser algo muy mágico por el entorno. Algo que debes tener en cuenta también es el tiempo que hace en esa zona, si es muy ventosa o tranquila, esto te puede condicionar a la hora de escoger tus elementos decorativos.

También puede condicionar cómo será tu boda dependiendo si quieres una boda de invierno en el que la playa quizás esté más vacía y sea más cómoda para todos vuestros invitados o quieras casarte en los meses de verano y ya sabemos lo masificada que podría estar la playa, llena de curiosos por ver toda tu ceremonia. Esto también condicionará qué tiempo puedes encontrarte en determinada época del año. Una recomendación es la primavera, en que las temperaturas son más agradables y aún las playas no están tan concurridas.

Toda la ceremonia y el posterior envite debe estar muy bien controlado para que la celebración sea un éxito. Además se recomienda que el número de invitados sea reducido por ser una ceremonia que necesita de muchos permisos y los espacios están más reducidos.

El horario también puede condicionar mucho la celebración. Deberás estar pendiente de las horas de marea alta y marea baja para en función de eso hacer la ceremonia, no se vayan a mojar tus invitados por un error de cálculo.

El casarse en la playa puede ser algo muy mágico si por ejemplo optas por hacerlo al atardecer. Los colores de la naturaleza pueden hacer del lugar un marco incomparable y que no olvidarán ni la pareja ni todos sus invitados.

Decoración para una boda frente al mar

Si finalmente optas por celebrar la boda en la playa tienes varios puntos ganados en la decoración. El marco natural que tienes es incomparable, el dorado de la arena o las piedras si has optado por una cala escondida, tienes el azul del mar y el azul del cielo. Todo esto te pone las cosas más fáciles a la hora de escoger tu decoración, opta por seguir con un estilo mediterráneo con diferentes tonalidades de azules, blancos y dorados. También puedes combinar con colores como el coral o tonos rosados a modo de los atardeceres en la playa.

En toda boda no faltan las flores. Organiza un arco con las flores que más te gusten a la orilla del mar. Tus fotos se verán mucho más bonitas y tendrán un fondo natural espectacular. Utiliza también ramas de madera, que combinarán muy bien con el entorno.

Para vuestro escenario también necesitaréis unas sillas. En la playa estamos convencidos que te quedarán muy bien unos asientos de ratán. Le darán un tono muy natural. Y para vuestros invitados podréis optar por unas sillas blancas. Así diferenciarás tu momento especial a la hora de dar el “sí quiero”.

Quizás te resulte complicado con los trámites instalar carpas, que además te podrían cerrar el ambiente que has escogido en la playa, opta por sombrillas. Instala en función del número de invitados. Ten en cuenta que van a estar al sol y necesitarán una sombra donde guarecerse durante la ceremonia.

Como comentamos anteriormente si optas por hacer la boda al atardecer puedes darle una mayor relevancia llenando el entorno con un grupo de farolillos con velas. Ponlas en tu escenario, decora el pasillo en el que harás el recorrido hasta el lugar lleno de farolillos. Puedes utilizar también antorchas que desde hace unos años se ven mucho. La luz de las llamas harán que el ambiente sea más mágico aún.

En toda boda también hay que añadir una señalética para que los invitados no se pierdan y encuentren bien todo sin necesidad de estar preguntando a los novios. Utiliza tablas de madera para esa cartelería, a la hora de escribir utiliza una tipografía tipo lettering, y usa colores pasteles en las tonalidades de la boda, quedará todo más romántico.

Vestidos para una boda en la playa

Hasta el momento hemos hablado de trámites, también de decoración pero hay un elemento muy destacado e importante en toda boda y ese es el vestuario.

Si normalmente una boda va a acompañada de vestidos de fiesta, más recargados que lo que llevamos de diario, vestidos que quizás sólo te pongas una vez o repitas en otra boda, etc. La boda en la playa es diferente. Dejas mucho margen para que tus invitados luzcan cómodos, naturales, elegantes, exaltando la simplicidad y alejados de artificios. Así disfrutarán mucho más alejados de cualquier tipo de etiqueta.

Para los novios

Los novios son y serán los protagonistas de estas celebraciones. En el caso de las novias deberían optar por un vestido de telas frescas, vaporosas, gasas. La brisa marina ayudará a que los movimientos sean más dulces y sensuales y permitan resaltar aún más el papel protagonista de la novia. Es mejor esta opción que escoger los vestidos recargados de bodas más tradicionales.

En cuanto al peinado opta por recogidos románticos, hippie-chic, bohemios, peinados en los que tienes que tener en cuenta la humedad del ambiente en la playa. Esto obligará a que el peinado tenga que estar más controlado para no evitar sorpresas. Además podrías usar unas horquillas o tocado inspirado en estrellas de mar, corales o con conchas típicas que podrías encontrarte en cualquier playa.

El vestuario de este día tan especial par dar el sí quiero en la playa también tiene que ser especial y cómodo puesto que vas a tener que caminar sobre la arena. Si quieres algo sencillo opta por unas alpargatas de cuña, con ellas podrás aguantar horas. Otra opción es utilizar unas chanclas. Es un calzado típico de playa que podrás customizar utilizando piedras, brillantes o lentejuelas. Y si quisieras arriesgar un poco más, qué te parecería casarte descalza. Podrías conseguir una tobillera de ganchillo que le dará a tu look de boda un aire más informal pero también elegante.

Hasta ahora hemos hablado de la novia, pero hay otro protagonista y es el caso del novio. Su vestuario también tiene que estar acorde al ambiente playero, así que los colores oscuros deben quedar relegados en favor de colores claros, beige, blanco, colores tierra… aunque también podría optar por unos azules claros para esta ceremonia.

En cuanto a los tejidos opta también por tejidos ligeros, una buena opción es el lino. Un material muy ligero para aguantar todo el día de fiesta.

Para los invitados

Este tipo de bodas se caracterizan por un ambiente más informal, así que comunica a tus invitados cuál podría ser el código de etiqueta y sobre todo informa que el enlace se va a realizar en la playa, porque al igual que los novios, los invitados tendrán que estar cómodos y frescos.

Algo muy práctico es ofrecerles una gama cromática a tus invitados. Puedes optar porque vayan en los mismos tonos que los novios, blancos, arena, tierra o azules…

¿Cuánto cuesta casarse en una playa en España?

El coste medio de organizar una boda en España depende de muchos factores, el más importante el número de invitados, pero hay más como es la decoración, el banquete, si hay o no barra libre para los invitados, etc… Teniendo en cuenta ello se calcula que por ejemplo de media para una boda de 130 invitados la suma del coste de la boda podría ascender a los veinte mil euros. 

En el caso que nos ocupa el precio de una boda en la playa y de pende si es una boda ibicenca puede ser más superior que la boda tradicional. Ten en cuenta que el tipo de vestido serán también de precio inferior, la decoración será minimalista, optarás por un catering también más ligero. También el número de invitados será menor puesto que de lo contrario no podrías conseguir la autorización, ya que no se permiten celebraciones multitudinarias.

En resumen el precio de una boda en la playa podría ser más de la mitad del coste que tendrías que asumir en otro tipo de celebraciones.

¿Dónde organizar una boda en la playa? – Mejores destinos

En España tenemos múltiples opciones de playas en las que poder celebrar una boda idílica y al aire libre. El escoger un lugar u otro puede depender de varias cuestiones, una el lugar en el que los novios decidan casarse que bien pueden optar por un sitio cerca de casa o en un lugar que signifique algo especial.

Otro de los motivos que puede condicionar el escoger una playa u otra está en las autorizaciones. Hay que recordar que no en todas las playas el organismo de Costas da permiso para este tipo de celebraciones.

Así que vamos a centrarnos en algunas de las ciudades para poder celebrar una boda ideal en la orilla del mar.

Cádiz

La luz de Cádiz es muy especial, más aún esos atardeceres mágicos tan característicos de esta zona de Andalucía. La provincia tiene además playas interminables de kilómetros y kilómetros de arena blanca. Lo difícil aquí es escoger una sola ubicación pero tendrás a pesar de la espectacularidad, un ambiente de boda en la playa sencilla.

Puedes optar por una pequeña cala de Conil o escoger una playa más grande como las que hay en la zona de Tarifa, Zahara o El Palmar. Eso sí aquí tienes que mirar también todo lo que te puede perjudicar que haya viento en la zona, lo que estamos seguros es que el mismo lugar te va a indicar el tipo de decoración y vestuario que llevarás en tu boda.

Barcelona

Esta opción puede ser para aquellas parejas que quieran optar por una boda en la playa más urbanita, aunque tienes muchas opciones por toda la costa de la provincia.

Si te quedas en el centro de la ciudad, tienes La Barceloneta o puedes apostar por un ambiente marinero en el puerto deportivo. La arquitectura de esta zona complementará de forma original con vuestro ambiente de boda en la playa.

Podrías también alejarte de la ciudad y escoger alguna de las muchas calas de Sitges. Allí encontrarás un ambiente de playa de carácter mediterráneo cargado de serenidad para calmar los nervios de este gran día que vais a compartir juntos.

Valencia

Escoger Valencia puede ser una gran opción. El tema del banquete puede ser lo primero que tengas claro, porque una paella valenciana podría ser un gran convite a la orilla del mar.

Un lugar que sería muy especial es la zona del puerto deportivo. Lo tiene todo para que tus fotos y recuerdos de este día queden perfectos.

La zona de El Saler con sus grandes playas también es una muy buena opción, por la extensión que tienes para reunir tus invitados. Algo que te puede ayudar es que en la zona hay una serie de hoteles que te pueden simplificar todos los trámites a la hora de organizar una boda y todos sus detalles.

Ibiza

El destino se ha puesto muy de moda en los últimos años y si se piensa en playa en España seguro que sale en los primeros puestos y no es de extrañar.

Ibiza son infinidad de calas estupendas e ideales para una celebración, la luz de Ibiza también es especial y si miramos a su naturaleza ya es el cuadro perfecto. Calas rodeadas del verde de vegetación y contrastando con el tono dorado de la arena o de las piedras del entorno y coronado el paisaje con el color azul turquesa y verde agua de sus playas.

Al ser un destino exclusivo, escogido por muchas personas conocidas, también el precio de esta boda puede subir excesivamente.

Tenerife

En Canarias tienes muchas opciones pero una de las islas que más ha apostado por este turismo de bodas es la isla de Tenerife.

Muchos hoteles tienen ese servicio especial de wedding planner que ayuda con todos los detalles, además su ubicación cerca de las playas puede hacer del conjunto una buena opción a tener en cuenta porque pueden disponer de múltiples espacios diferentes para hacer distintos ambientes en la misma celebración.

Aunque pudiese parecer lo contrario, los precios a priori son más económicos que en otros lugares. El tiempo es una garantía durante todo el año, las temperaturas suaves te pueden ayudar  si por ejemplo decides hacer una celebración en invierno.

En Tenerife puedes tener dos opciones, una escoger playas de arena negra dada su naturaleza volcánica. Imagínate ese ambiente de tu vestido blanco y el de tus invitados sobre esa arena de color negro azabache. Y por otro lado puedes tener playas de arena blanca.

En Santa Cruz de Tenerife, en la capital de la isla, tienes la playa de Las Teresitas. Es la playa urbana y se caracteriza por tener una arena blanca con palmeras pero en ella destacan las montañas que la envuelven. También hay otras opciones en el sur de la isla, en la zona de Adeje,  también en Guía de Isora, tienes unas playas que poco tienen que envidiar a las playas del Caribe. Grandes extensiones, arena blanca y aguas turquesas.