Boda Medieval: cómo organizarla y características

Boda medieval

En cuestiones de bodas y celebraciones hay tantas como gustos diferentes tenga la pareja. El optar por una boda temática, alejada de lo tradicional, puede convertirlo en una divertida fiesta del amor y a la par simplificar detalles, puesto que todo irá con una misma temática. En esta ocasión nos centraremos en cómo organizarnos con un estilo de boda medieval.

Lo primero que podemos explicar para ponernos en situación es el por qué de esta época para inspirarse en una boda. El siglo IX fue una época de profundos cambios sociales. Una diferencia con respecto a la actualidad es que todos los matrimonios en la época de la Edad Media eran concertados de una u otra forma, no eran por elección propia. Entre los caballeros acordaban estas uniones, sobre todo con mujeres muy jóvenes.

Sin embargo esa imagen en películas, series de televisión y literatura se ha dulcificado. Se habla de caballeros galantes, de mujeres a las que se idolatraba, trajes muy elaborados confeccionados al detalle y a la hora de las celebraciones, grandes fiestas en donde los banquetes estaban llenos de platos deliciosos y donde el vino nunca faltaba. La música también con los juglares tenía un papel fundamental como en toda celebración.

¿Cómo celebrar una boda medieval?

España tiene un gran arraigo de la época medieval. Existe en la actualidad mucha arquitectura de la época, tenemos castillos medievales, murallas, que pueden hacer de una boda un sueño. También puedes optar por iglesias de la época si quieres conjugar la temática de una boda celta y la ceremonia religiosa.

Puede resultarte muy fácil encontrar elementos decorativos para esta boda, hay muchas ciudades, sobre todo en la zona de Castilla La Mancha, en la que se suelen hacer mercadillos medievales que suelen ser toda una inspiración para la decoración de la boda.

Algo importante que necesitarás es que el lugar para la fiesta sea una zona amplia. En la época medieval se caracterizaban por instalar grandes carpas de colores vistosos, rojos, verdes, azules. Ese puede ser el lugar que reúna a tus invitados para el banquete y también en una carpa especial puede ser el lugar de la ceremonia civil en el que daros el sí quiero.

La invitación de temática medieval

Desde el momento que uno decide casarse, el siguiente paso es comunicarlo a vuestros invitados. La mejor forma de concretar todos los detalles de la fecha, del lugar, de las características del enlace es a través de las invitaciones.

La vuestra en una boda medieval estará llena de detalles que van desde la caligrafía única de la época, al tipo de papel que será similar a un pergamino. También será importante que utilices el castellano antiguo que era el habitual en la época para dirigirte a tus invitados.

No hay que olvidar que las familias eran muy importantes en la época y había escudos que distinguían a cada una. Escudos y estandartes muy vistosos. Por eso en tus invitaciones deberían estar incluidos los escudos heráldicos de la familia de cada uno de vosotros.

Los invitados

Al ser una boda tan especial, debes avisar a tus invitados desde el primer momento de que será una fiesta medieval. Así tendrán tiempo de ir pensando en el vestuario e ir buscando esos detalles que harán que su atuendo sea único. Es recomendable que los novios no hagan muchas exigencias puesto que podrían sentirse incómodos y obligados.

Los invitados podrían ir vestidos de forma muy diferente entre sí, algunos podrían escoger ir de señores, otros de mercaderes, también optar por ser doncellas o juglares. Tendrás que ayudarles a encontrar cuál es según su personalidad, el vestuario que más se les adapta para que además disfruten mucho con esta boda junto a los novios.

Vestidos para boda medieval

Tienes ya a tus invitados avisados de cómo será el enlace y ahora es el momento en el que te centres en los detalles más destacados. Es la ocasión de escoger qué atuendo llevarán los novios en ese día tan especial.

Los trajes de la época para las mujeres destacaban por los tejidos. Ahí es donde se distinguía si era un vestido de novia más señorial y más caro de otro más sencillo. Los trajes de la mujer optaban por ser de líneas rectas, escotes cuadrados, largas colas, mangas más largas de lo habitual y en los hombros abombadas para dar un mayor volumen. Las mujeres solían tener el pelo largo y liso y lo recogían a los lados con una corona de flores o de metales. Los colores habituales para sus vestidos, los rojos, blancos, ocres o morados.

En estas bodas los novios sí que destacan especialmente. Trajes de uniformes militares o de caballeros con armadura pueden ser una opción, también está una variante con telas de terciopelo y brillantes que podrán centrar todas las miradas. En sus complementos no faltan las espadas, aquellas con las que en la época medieval se batían en duelo.

💡 Idea: cómo vestir para una boda.

La decoración

En la boda de temática medieval hay muchos detalles. En las carpas que hemos comentado podrías comenzar estableciendo una mesa presidencial para los novios. Desde ella, en el lugar central de la carpa, podrán ver a todos los invitados y además serán el centro de atención.

Podrás colocar armaduras, escudos y espadas en distintos puntos de las carpas, será como una especie de museo. Utiliza también para la iluminación antorchas y candelabros con velas que darán un ambiente mágico.

En cuanto a las sillas y mesas serán de madera, cuanto más rústicas mejor y las telas de colores vivos serán las que den el toque final al conjunto de la decoración.

Para servir la comida tienes que optar por una vajilla de barro, sin tratar ni decorar. Es el ambiente de las tabernas de la época.

Características de una boda medieval

La música, el sonido, es una característica fundamental de estas bodas. Es todo lo contrario al silencio lo que encontrarás en ellas y estarán marcadas por el bullicio, normalmente es una boda al aire libre.

También se caracterizan por tener muchas actividades alrededor, puedes preparar para los invitados actuaciones con malabares, juglares y trovadores. Otra de las actividades especiales podría ser organizar un espectacular baile, e incluso, la coreografía se la mandarías a los invitados y que todos danzasen como en la época en la que nos hemos ambientado.

Otras actividades que podrías realizar podría ser un duelo de caballeros con espadas o una exhibición de cetrería. También en la época los mercadillos eran habituales. Organiza uno en el que tus invitados puedan recoger sus regalos y recuerdos de esta boda tan especial.

La ceremonia nupcial suele destacar por ser muy alegre, festiva y divertida.

¿Cuánto cuesta una boda medieval?

Algunas empresas ofrecen los servicios de organización de una boda medieval a partir de los tres mil euros. En este precio estaría incluida la decoración, las actividades de animación, el banquete, la cetrería…

Como siempre el precio de una boda medieval se subirá en función del número de invitados, también de los detalles con los que quieran contar los novios y la personalización de los mismos.

¿Dónde celebrar un evento así?

Especialmente en el interior de España hay lugares llenos de encanto para estas celebraciones. Se puede optar por castillos. Ya hay muchos que se han especializado en estas bodas.

Ávila, Segovia, Toledo son algunas de las regiones en donde se pueden encontrar grandes lugares ambientados para acoger una boda medieval. Muchos propietarios han optado por alquilarlos como una forma de financiar el mantenimiento que llevan estas construcciones y sus alrededores.

Si no puedes optar por un castillo, quizás una casona, una masía, de piedra y rústica podría ser una opción. Busca alguna que tenga un gran terreno o jardín en el que puedas instalar las carpas y en el lugar se puedan realizar las exhibiciones con las que se diviertan los invitados.