Cómo celebrar una boda civil íntima y especial

boda civil

El formato de boda civil es una de las opciones más recurridas hoy en día a la hora de contraer matrimonio. Es, de hecho, la principal, dado que desde 2008 ha superado en número a las bodas religiosas.

Los clichés sobre las bodas civiles, por ejemplo, que son burocráticas y grises, sin brillo ni momentos especiales, han caído en desgracia. De hecho, una boda civil bien planificada puede ser tan emocionante y especial como la boda tradicional más exuberante. Eso sí, conviene saber muy bien qué queremos y cómo organizarla. Para ello está nuestro artículo, en el que te ofrecemos toda la información que vas a necesitar para hacer tu sueño realidad.

Cómo oficiar una boda por lo civil

En este punto, hay que remarcar que un oficiante no es lo mismo que el maestro de ceremonias. Se trata de dos roles separados que a menudo se confunden. El oficiar una boda civil sólo puede estar a cargo de los siguientes cargos:

  • Jueces del Registro Civil
  • El alcalde del Ayuntamiento donde tenga lugar la boda
  • El concejal delegado por el alcalde
  • Un notario y como casarse ante notario.

Lo cierto es que los discursos emocionantes corresponderán más al maestro de ceremonias. Porque el cometido del oficiante de la boda es algo  muy burocrático. Concretamente, leer los artículos 66, 67 y 68 del Código Civil y preguntar a los novios si quieren contraer matrimonio.

Ahí es donde los contrayentes pronunciaran su ansiado “sí, quiero”. Una vez obtenidas las dos respuestas afirmativas, el funcionario los declarará unidos en matrimonio. A continuación, tanto los contrayentes como los testigos deberán firmar el Acta previamente firmada por el funcionario. Por último, se hará entrega del documento a los contrayentes, reservándose una copia para remitirla al Registro Civil.

Requisitos, documentos y papeles necesarios

Se trata del primer paso, dado que con ellos podrá tramitarse el expediente matrimonial. Documento indispensable para que la unión tenga lugar. Para tramitarlo deberás pedir cita primero de todo al Registro Civil. Sin embargo, puedes optar por una boda ante notario, mucho más ágil dado que es el notario quien se encarga de hacer los trámites necesarios. Los documentos que, en cualquier caso, te serán requeridos son los siguientes:

  • DNI original y fotocopia (o bien pasaporte o NIE) tanto de los contrayentes como de los testigos
  • Certificado de nacimiento
  • Certificado de empadronamiento
  • Instancia del Registro Civil
  • Certificado literal en caso de divorcio, anulación o viudedad
  • Certificado de capacidad matrimonial o de soltería en el caso de no ser españoles

Estad seguros de contar con toda la documentación necesaria. De haber algo incorrecto o faltar algún documento, la celebración de la boda podría demorarse. Estamos en un contexto burocrático con procedimientos muy pautados y, prácticamente, inamovibles. Por tanto, es importante no dar un paso sin antes estar seguros de que lo tenemos todo en orden.

¿Cuánto cuesta casarse por lo civil?

El precio de una boda no es fácil de estimar, calcular cuánto cuesta casarse es complicado, dado a que su precio muchas veces depende de más factores que el número de invitados. Por ejemplo, la comunidad autónoma en la que el enlace tiene lugar. Incluso la temporada del año.

Lo que sí puede establecerse con relativa claridad es el coste de los trámites. Una boda civil es gratis si optamos por el juzgado. En cambio, si lo queremos por el Ayuntamiento, esto podría suponer un coste. Dependerá del día que escojamos o de si es preciso un desplazamiento. Con todo, la horquilla habitual se mueve entre 80 € y 250 €.

Si, en cambio, preferimos una boda civil ante notario, el precio medio suele ser de 200 €. Una cantidad que puede incrementarse dependiendo de los documentos que se necesiten si el expediente matrimonial presenta cierta complejidad para casarse en España. Y también de la minuta del notario en caso de que queramos que se desplace a un lugar que no sea la notaría.

¿Qué es lo que se hace en una boda civil en el Ayuntamiento?

Una vez hemos reservado fecha y hora para una boda civil por el Ayuntamiento (y abonado la correspondiente tasa), podremos celebrar el enlace en las dependencias de la Casa Consistorial. El acto dura aproximadamente 30 minutos y es oficiado bien por el Alcalde en persona, bien por un concejal que haya delegado para tal efecto.

Durante la ceremonia, es posible realizar fotos y vídeos. Una vez terminado será el ayuntamiento el encargado de inscribir el matrimonio en el Registro Civil.

Como ves, es un proceso sencillo. Lo único que hay que tener en cuenta es el día en el que queremos hacerlo. Los ayuntamientos tienen sus días reservados para este tipo de celebraciones, por lo que hay que adaptarse a ellos. Incluso es posible que no celebren matrimonios civiles en determinados meses del año.

¿Qué debe llevar la novia en el matrimonio civil?

Una boda civil ofrece mucha más flexibilidad en lo relativo a la elección del vestido de novia. De hecho, durante mucho tiempo se pensó que, para una boda civil, no era adecuado ir vestida de novia. Sin embargo, el auge de esta modalidad de matrimonio ha motivado que muchas novias hayan querido dar el paso de casarse por lo civil luciendo estupendas.

Existen, además, vestidos de novia especialmente diseñados para un contexto civil. Se trata de modelos que, sin renunciar al blanco, presentan mayor sobriedad. Y, aunque hemos mencionado el blanco, la flexibilidad en este tipo de ceremonias es tal que puede ser del color que prefieras.

El protocolo

Las bodas civiles adaptan los protocolos habituales de las bodas religiosas aunque de manera abierta. Así, las entradas suelen ser tal y como dicta la tradición. Es decir, primero el novio entra con la madrina y, a continuación, la novia con el padrino.

El oficiante pasa entonces a presentar a los contrayentes. A continuación se realizan lecturas de bodas. Pueden ser realizadas por más de un invitado, aunque conviene que no sean demasiadas ni muy largas.

A continuación el oficiante lee los artículos del Código Civil correspondientes y hace la famosa pregunta que se contesta con un “sí, quiero”. A continuación se procede al intercambio de anillos y, por último, a declarar a la pareja como marido y mujer.

Con respecto a la salida, tampoco hay un protocolo estricto. Sin embargo, lo habitual es hacerlo como en las bodas religiosas. Primero salen los recién casados, después los padrinos y, por último, los invitados.

Los votos matrimoniales

Al igual que ocurre con el protocolo, la inspiración pueden ser los votos de las bodas religiosas. Es decir, el consabido “acompañarte en la salud en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza…”. Sin embargo, como se trata de una ceremonia con cierto punto de informalidad, cada vez son más los novios que optan por votos más originales. ¡Incluso sacados de canciones o películas!

Canciones de entrada para la novia y otros rituales

De nuevo estamos ante un contexto bastante libre. Como una boda civil no es un ritual sacramental, no existen pautas de decoro litúrgico. Por tanto, puede sonar, literalmente, lo que queráis. Desde Imagine a una canción que os guste particularmente. Sin embargo, como ocurre con el protocolo y los votos, hay cierta impregnación de los usos en las bodas religiosas. De hecho, muchas parejas optan por realizar las entradas al son de música clásica, especialmente de las consabidas marchas nupciales de Wagner o Mendelssohn.

Este contexto relajado también propicia que otros rituales, que en las bodas religiosas estarían más limitados, en las bodas civiles puedan incluir elementos originales. Por ejemplo, mientras el oficiante lee los artículos del Código Civil puede sonar música. ¡Sin problema! Los límites los pone la originalidad.

¿Dónde se celebra un enlace por lo civil?

Como hemos apuntado anteriormente, hay 3 espacios donde puede tener lugar una boda civil: el Ayuntamiento, el Juzgado y la Notaría.

El Ayuntamiento

Suele ser en las dependencias de la Casa Consistorial o en algún espacio que el Ayuntamiento haya reservado para este tipo de ceremonias. En algunos consistorios es posible celebrarlo en un lugar a elección de los novios, aunque se trata de una cuestión que hay que consultar y consensuar a la hora de pedir fecha y hora.

El Juzgado

Casarse ante un juez es un procedimiento bastante rápido. Es gratuito aunque, eso sí, limitado en cuanto a las fechas y las horas. Habitualmente suele ser durante las mañanas y excluyendo los sábados.

La notaría

Una boda ante notario consta de dos partes. En la primera, un notario designado por el Colegio de Notarios de la localidad donde se va a producir el matrimonio se encarga de la tramitación del expediente matrimonial. El notario que oficia en enlace puede ser otro a elección de la pareja. Suele tener lugar en la notaría aunque los contrayentes pueden pedir que se desplace a un lugar previamente escogido. Eso sí, la opción de que el notario se desplace a otro lugar que no sea la notaría va acompañado de un sobrecoste.

Discurso para el oficiante de una boda civil

Conviene que el discurso no sea muy extenso. A lo sumo unas 20 líneas que resuman bien el significado del enlace y el amor de la pareja que está a las puertas del matrimonio. Si necesitas lecturas para boda civil no cursis tienes a tu disposición el texto que tu quieras. De hecho, como es una ceremonia muy flexible, puedes incluir todo tipo de textos, incluso aquellos que no parezcan destinados a una celebración matrimonial. Por ejemplo, letras de canciones, extractos de novelas, poesías… ¡y lo que se te ocurra!

Los testigos

En las bodas civiles son necesarios dos testigos. Uno a elección del novio y otro a elección de la novia. Su función es dar fe de la legitimidad de ese matrimonio. Es necesaria su presencia en los dos pasos indispensables de una boda civil: la tramitación del expediente matrimonial y la firma del acta matrimonial.

En una boda civil los testigos pueden ser quienes la pareja decida. Habitualmente suelen ser amigos o allegados. Eso sí, es obligatorio que los testigos de una boda civil sean mayores de edad.

Vestidos para una boda civil

Por lo general hay libertad para vestir como uno quiera en una boda civil. Como es natural, siempre hay unas normas de decoro o adecuación, aunque eso no lo define la tradición sino el enfoque que los novios quieran dar a su boda. Con todo, siempre hay opciones que son ganadoras y nos harán quedar bien:

  • Vestidos para una boda de día: Para una boda de día lo más adecuado es optar por un conjunto corto de colores alegres y telas sencillas. Por tanto, lentejuelas o brillos no resultan tan convenientes.
  • Vestidos para una boda de tarde: Los colores deben ser menos vivos que los de una boda de día. También conviene rehusar complementos como sombreros ostentosos o pamelas.
  • Vestidos para una boda de noche:La pieza que siempre queda bien en este tipo de bodas es el vestido de fiesta largo.

Preguntas frecuentes sobre el matrimonio civil

Si tienes alguna duda con respecto a la elección de fechas, los edictos matrimoniales, el régimen del matrimonio o los regalos que hacer, ¡las solucionamos a continuación!

¿Se puede elegir fecha?

Se puede elegir fecha, aunque siempre ateniéndose a los horarios del Ayuntamiento, el Juzgado y la Notaría. A menudo suelen ser por las mañanas de días laborables. En el caso de este tipo de bodas por el Ayuntamiento, también puede depender de la disponibilidad del alcalde o concejales. Para una boda ante notario, dependerá del horario de la notaría. Sin embargo, es posible celebrarlo en otro lugar o una hora más conveniente pagando los correspondientes honorarios al notario.

¿Qué son los edictos?

El edicto es la publicación mediante la cual se anuncia un futuro matrimonio civil. El objetivo es poner el futuro enlace en conocimiento de la gente, por si alguna persona pudiera alegar alguna razón por la cual el matrimonio no pudiera producirse.

¿Gananciales o separación de bienes?

Depende. Cada modelo presenta sus pros y sus contras, que han de ser valorados por la pareja en función de sus necesidades y expectativas. El régimen de gananciales consiste en que el matrimonio comparte los bienes y ganancias producidos por ambos cónyuges en el matrimonio. Merece ser subrayado lo de “durante el matrimonio”. Y es que, si hubiera algún bien anterior al matrimonio que se continúa pagando ya producido el enlace, el porcentaje de lo pagado antes de la unión sería privativo (es decir, exclusivo del cónyuge) y el resto entraría dentro del régimen de gananciales.

Cabe destacar sobre el régimen de gananciales que de él se excluyen herencias y donaciones. Asimismo, todo se comparte durante el matrimonio, incluso las deudas contraídas.

La separación de novios consiste en que cada cónyuge conserva a título personal todos los bienes y ganancias que se produzcan durante el matrimonio. La única excepción es que si un cónyuge pretende vender su vivienda en la que vive el otro cónyuge, la operación deberá contar con la autorización de éste. O, en su defecto, de autorización judicial.

¿Qué regalar a los novios en una boda civil?

No existen normas claras sobre este punto, así que lo mejor es entregarse a la flexibilidad que brinda este formato de matrimonio. Una idea nos la puede dar el tipo de boda que estén planeando. Dado que la celebración y el banquete puede tener lugar en ubicaciones variadas, e incluso tratarse de una boda temática, siempre es buena idea que los regalos estén alineados con el enfoque o planteamiento de la boda.

Sin embargo, siempre queda bien la ropa de cama, zapatos y enseres domésticos. Y, cómo no, la aportación en dinero también es posible.

Otras formas de casarte

Casarse Online
Casarse Online
Bodas en la Playa
Bodas en la Playa
Boda Religiosa
Boda Religiosa
Boda en Marruecos
Boda en Marruecos